8Jun

Hoy ha sido un día mágico. Después de tocar fondo sólo queda una cosa: tirar para arriba y con más fuerza! Gracias
por todo Rocío!

Mi niño ha visto esa energía. La energía de querer hacer las cosas mejor. Se ha ido él solito a la cama, para darle una sorpresa a mamá! No me lo podía creer. Su hermana estaba un poco contrariada hoy pero ha entrado papá y los dos han abierto los ojos como platos. Cada uno acostado con uno de ellos me he dispuesto a poner mi mejor voz en off para contar un cuento, además precisamente habla de tener que despegar y tomar distancia para ver lo que ocurre en lo más profundo de nuestro corazón.
Estoy feliz y llorando emocionada mientras escribo, mi hijo se ha dormido acariciándome la cara y diciendo “mamá, eres muy buena”.
Gracias Rocío de corazón. Hoy has hecho que se ilumine un poquito más este difícil y largo camino.

decomadreo

Scroll to top