24Agoautocuidado

Cuidado con el autocuidado

Muchas de nosotras hemos leído y oído hablar mucho sobre la importancia de cuidarnos, del autocuidado

Sabemos que para poder dar lo mejor de nosotras, necesitamos estar bien.

Hasta aquí todo correcto.

Sin embargo, es necesario que tengamos en cuenta algo sobre el autocuidado

Estuve comiendo con una amiga el otro día.

Hablábamos de niños y de crianza y de lo difícil que se nos pone a veces y entonces me confesó que estaba ᗩGOᗷIᗩᗪᗩ.

Indagué un poco para averiguar el motivo de ese malestar. Aparentemente no había nada grave, o nada nuevo.

Pero tras un rato de charla, allí estaba… Lo que le estaba generando ansiedad era el ᗩᑌTOᑕᑌIᗪᗩᗪO

Por todos lados leía sobre la importancia de cuidarse, de tomarse un tiempo para ella, de hacer yoga, meditar o correr, de ir a la peluquería o hacerse la manicura.

Sabía que tenía que sacar tiempo para todo eso porque si no, la relación con sus hijos no mejoraría. Estaba tensa últimamente con ellos.

“Jo Rocío, es que les grito cada dos por tres. Y estoy todo el día con la amenaza en la boca”

Ella sola se cargaba de culpa por la manera en la que estaba tratando a sus hijos y a su pareja porque no hacía nada de toda la lista que tenía en la cabeza de “formas de cuidarme”.

Pero la realidad es que no le queda tiempo para eso.

Se levanta a las 5 a.m para ir muy pronto a trabajar y llegar a tiempo a recoger a los niños. Las tardes las pasa sola con ellos y cuando llega su marido, los niños ya están cenados y a punto de acostarse. Y ella 𝗘𝗫𝗛𝝠𝗨𝗦𝗧𝝠, con un único pensamiento: dormir.

El fin de semana mejora un poco la situación pero aprovechan para estar en familia y cumplir con algunos compromisos que, aunque sabe que tiene que librarse de ellos, de momento ahí están.

Y entonces hace malabares para apuntarse a yoga pero falta 2 de cada 4 días, por lo que acaba 𝐬𝐢𝐧𝐭𝐢𝐞́𝐧𝐝𝐨𝐬𝐞 𝐚𝐮́𝐧 𝐩𝐞𝐨𝐫, y abandona.

Decide organizar la agenda para autocuidarse y se va a la peluquería, pero la realidad es que le aburre y sale de allí con la sensación de que no se siente mejor y no entiende por qué

Le recomienda su vecina actividad física más potente, porque a ella le sienta de maravilla. Pide a su marido que vuelva antes de trabajar para llegar a crossfit, pero resulta que el primer día pasó un mal rato y se sintió bastante acomplejada por su falta de forma 😓.

El caso es que después de probar con un gran abanico de “𝐚𝐜𝐭𝐢𝐯𝐢𝐝𝐚𝐝𝐞𝐬 𝐝𝐞 𝐚𝐮𝐭𝐨𝐜𝐮𝐢𝐝𝐚𝐝𝐨”, siente que lo debe estar haciendo muy mal porque ᴀ ᴇʟʟᴀ ɴᴏ ʟᴇ sɪʀᴠᴇ ᴅᴇ ɴᴀᴅᴀ.

Y se siente 𝗖𝗨𝗟𝗣𝝠𝗕𝗟𝗘 porque el autocuidado es tan importante, que si no lo practica, inevitablemente no podrá ser su mejor versión con sus hijos.

Así que me quedé dándole vueltas a si la presión por el autocuidado nos estaba generando más ansiedad aún.

Si el autocuidado es una tarea más que añadir a nuestra agenda mental, la carta aumenta. Y la culpa también.

Así que…cuando hablemos de ᗩᑌTOᑕᑌIᗪᗩᗪO… ᑕᑌIᗪᗩᗪO. El primer paso para llevar a cabo el autocuidado es saber qué te hace sentirte cuidada.

El primer paso es CONOCERTE A TI MISMA. Y esto, en muchos casos, es una gran incógnita.

Pronto hablaremos de ese autoconocimiento, tan necesario como paso previo al autocuidado, mientras te animo a que me sigas en Instagram o a seguir leyendo mi blog

Dejar un comentario

decomadreo

Scroll to top