Altas Capacidades

Acompañamiento a Familias de Niños con AACC

Coaching para Familias de Niños con Altas Capacidades.

Ayudo a familias en su proceso de comprensión y conexión con sus hijos e hijas de Altas Capacidades, Alta Sensibilidad o sospecha de alguna de ellas.

Cuando una familia tiene la intuición de que hay “algo” que no le encaja en la forma de ser, de pensar y/o de sentir de su hija o hijo, comienza un camino nada fácil en el que tratamos de encajar las piezas, saturándonos muchas veces de demasiada información y formación que nos hace perder el foco.

Te mereces disfrutar del proceso

¿Qué es la Alta Capacidad? Decomadreo con Rocío Yllas

¿Qué es la Alta Capacidad?

Aún a día de hoy, la percepción general de las Altas Capacidades sigue siendo muy pobre y alejada de la realidad que viven las familias que tienen niños con esta neurodiversidad.

Es obvio que las Altas Capacidades suponen una inteligencia superior, o quizás sería más acertado decir que su capacidad intelectual compleja está al servicio de su inteligencia, pudiendo desarrollar grandes habilidades si acompañamos esta capacidad, de mucho esfuerzo.

Las familias con niños de Altas Capacidades, a menudo sienten que su hijo o hija es diferente, aunque no sepan muy bien a qué responde. Pero si alguien les nombra las Altas Capacidades y echas un vistazo a las características más comunes en niños superdotados, enseguida esos padres sienten un pellizco en el estómago, o un vuelco en el corazón, porque ven reflejado a su hijo, en muchos casos para su sorpresa.

La Alta Capacidad, y todo lo que le rodea, está en constante evolución. Síntoma de la complicación que supone, es que el criterio internacional e incluso nacional, por CCAA, es de lo más dispar, no poniéndose de acuerdo en los criterios que definen los distintos niveles de AACC. 

Lo realmente importante es detectar cuáles son las necesidades reales de nuestros hijos, tanto educativas como afectivas, para saber cómo educar a nuestro hijo.

Mi Relación con las Altas Capacidades​

Crecí siendo una niña obediente, responsable, buena… 

Cuando comencé a formarme en Crianza Respetuosa para poder acompañar maternidades de manera profesional, conecté muchísimo con aquella niña

Todas crecemos con heridas que aparecen en la infancia. Todas tenemos nuestras sombras. 

Pero yo comencé a buscar desesperadamente la explicación… Todo lo que leía y todo lo que estudiaba, apuntaba hacia la manera en la que tus padres te tratan cuando eres niña. Y veía a mi alrededor muchas mujeres con las que compartía camino que encontraban esa respuesta.

Crecí con el “no brilles”, sobre todo por parte de mi madre. Ella estaba orgullosa de mí, y me lo hacía saber. Pero trataba de “ocultar” todos mis encantos en determinados círculos, o me pedía que lo hiciera cuando estaba rodeada de amigas, o incluso de mis primas y primos.

Recordaba a mi madre corrigiendo mi manera de expresarme para que no pareciera repipi, o diciéndome al oído que dejara ganar en algunos juegos a mis primos (todos mayores que yo).

¿Sería esto lo que había generado una herida en mí? ¿Es esta la pieza que no encaja?

No me convencía mi conclusión porque, por otro lado, mis padres me mostraban mucho orgullo, me aceptaban tal y como era.

Nunca sentí rechazo. 

Este ejercicio de búsqueda lo hice con toda mi historia, a lo largo de todas mis etapas. 

Recordé la intensidad con la que lo había vivido (y sufrido) todo. 

Conecté con aquella niña líder, empática, pero que también sentía demasiadas veces que le rompían el corazón (una noticia, una traición, un desengaño, un niño llorando…).

Repasé mi adolescencia, mi etapa de la universidad… Todo lo que viví al terminar mis estudios, las empresas en las que trabajé… Conté mis éxitos uno a uno, y mis fracasos, todos dolorosos hasta decir basta. 

Y al final llegué, en este recorrido, al momento en el que me convertí en mamá.

Tenía claro que la maternidad había dado la vuelta a mi vida, y que mis hijos, sobre todo mi hija mayor, había venido para destapar todas mis carencias.

Y entonces aparecieron las Altas Capacidades en mi vida.

Tuvieron que estar bastante tiempo rondándome de mil maneras para que yo me planteara siquiera la posibilidad de que pudiera ser una persona altamente capaz.

Mi madre comenzó a contar cosas de mi infancia cuando venía a casa. Y mi marido, durante un tiempo, me repetía… ¿pero tienes alguna duda? Yo lo tengo clarísimo.

Algo dentro de mí me decía que sí. Seguía informándome y formándome. Llorando más que nunca tras algunos cursos sobre Altas Capacidades y con muchas de las lecturas que caían en mis manos…

Identificarte POR PRIMERA VEZ con algo.

Te describen eso que tú sientes. Eso que a ti te pasa.  No os podéis imaginar lo que eso significa.

Y tras muchas, muchísimas dudas, decidí evaluarme.

La psicóloga que me atendió me miró bonito. Entré emocionada y con la certeza de que iba a compartir unas horas enriquecedoras con aquella mujer. No me juzgaba. Me sentí bien.

Y comenzamos las pruebas, con más inseguridad que miedo y con el pensamiento constante de que no lo estaba haciendo bien. 

Una batería de pruebas, retos y preguntas de las que llevaba media vida huyendo

El día que fui a por los resultados estaba muy muy nerviosa, había estado preparándome para el “has estado cerca pero no”. 

Aunque honestamente, sentía que esa respuesta me colocaría de nuevo en la casilla de salida de todo un proceso para el que no sentía fuerzas.

Mi psicóloga me explicaba de manera gráfica todo lo que tenía que ver con la distribución de la población en función de su Cociente Intelectual. Había leído mucho sobre esto, pero escuché más atenta que nunca.

Y entonces me dio los números. Ese CI que necesitas para “pertenecer” al grupo de superdotación.

Una cifra que por sí sola no te aporta nada, pero que da respuesta a infinidad de preguntas… 

A partir de aquel día decidí que pondría mi granito de arena para que todos los niños y niñas crezcan sabiendo por qué sienten y piensan de manera diferente. 

A su vez, decidí que las familias de estos niños, también se merecen el apoyo y la comprensión de los profesionales que nos dedicamos al acompañamiento, para que logren abrir la puerta a un mundo que, inevitablemente, les hará conectar con sus hijos.

¿Qué puedo hacer por ti en el área de las Altas Capacidades?

Cuando una familia tiene la intuición de que hay “algo” que no le encaja en la forma de ser, de pensar y/o de sentir de su hija o hijo, comienza un camino nada fácil en el que tratamos de encajar las piezas, saturándonos muchas veces de demasiada información y formación que nos hace perder el foco.

La teoría que necesitas conocer sobre esta neurodiferencia, la encontrarás en vídeos, bibliografía, cuentas de Instagram, etc. 

Sin embargo hay algo imprescindible que quizás necesitas: una guía, un sostén, un acompañamiento.

Porque en realidad, el verdadero reto al que nos enfrentamos las familias gira alrededor de una cuestión que no se aprende leyendo o visualizando vídeos. Se aprende entrenando, conociendo lo que hay debajo de toda esa teoría, buceando en lo más profundo… en el sentir, tanto el tuyo como el de tu hijo o hija

Es decir, la dificultad real nos la vamos a encontrar a la hora de llevar una buena Gestión Emocional en el núcleo familiar.

Mi acompañamiento se centra en que te sientas emocionalmente fuerte y con las suficientes herramientas como para que logres disfrutar de tu maternidad intensa, al mismo tiempo obtienes los recursos emocionales necesarios para permitir que estos niños estén conectados y logren brillar.

Día Internacional de las AACC

Aunque es cierto que vamos dando pasos hacia la visibilidad y el reconocimiento de esta neurodiversidad, lo cierto es que aún queda mucho recorrido.

Por ello, el día 14 de Marzo, varios profesionales y divulgadores del mundo de las Altas Capacidades, unimos nuestras voces para que en este día los niños y niñas no sean invisibles.

Tenemos un largo camino por delante …

La formación y la empatía son las claves de su éxito. Seguiremos apostando por ellos, porque se lo debemos y se lo merecen.

Doy las gracias a todas las personas que han participado en el vídeo por poner su granito de arena para que este mensaje vuele alto.

Talleres Altas Capacidades

Los recursos emocionales que necesitamos entrenar para que los niñ@s puedan brillar

IV TALLER [ONLINE]

IV Taller Práctico _El reto de educar en la Alta Capacidad_ _ Formato Online-

CUÁNDO Y DÓNDE

DÍA / Domingo 29 de Mayo

HORA / 10:00-14:30 horas

FORMATO / Online, a través de Zoom

PLAZAS DISPONIBLES / 16

Precio

85€

Entrada Individual.

III TALLER

III TALLER PRÁCTICO “EL RETO DE EDUCAR EN LA ALTA CAPACIDAD”

CUÁNDO Y DÓNDE

DÍA / 7 de Mayo

HORA / 9:30-14:00 horas

LUGAR / Madrid (Metro Bilbao)

PLAZAS DISPONIBLES / 16

Precio

85€

Entrada Individual.

140€

Entrada Doble.

II TALLER

CUÁNDO Y DÓNDE

DÍA / 23 de Abril

HORA / 9:30-14:00 horas

LUGAR / Madrid (Metro Bilbao)

PLAZAS DISPONIBLES / 16

Precio

85€

Entrada Individual.

140€

Entrada Doble.

decomadreo

Scroll to top